Columna Hipótesis: Regidores van por Goliat

11 Oct 2019
467 veces

FINAMENTE el Cabildo local se decidió pronunciarse para cobrarle los 80 millones de pesos que el Aeropuerto Internacional de la ciudad de Chihuahua debe al Ayuntamiento capitalino por concepto de Predial, aunque como se recordará, el titular del Grupo OMA, Roberto Dueñas Espriú, en su reciente visita a esta capital dejó claro que no deben un sólo peso al Municipio, mucho menos están en el ánimo de pagar algo que no reconocen.

El caso es que, ante la insistencia del regidor priista, Antonio García Hernández, para obligar al Aeropuerto cumpla sus obligaciones establecidas en la Ley, finalmente todos los coordinadores de los grupos políticos al interior del Ayuntamiento, estuvieron en su sintonía y aprobaron crear una Comisión Especial para que, con el sustento legal, se le exija el pago del adeudo.

Lo curioso del tema es que, aunque la intervención del regidor García estuvo por demás clara, no faltó un despistado. El regidor del PAN, Alfredo Chávez, pidió también la palabra para pedir exactamente lo mismo que unos minutos antes había declarado García. Claro que no faltaron las caras de extrañeza de sus propios compañeros regidores quienes susurraron esta desatinada y a destiempo intervención del blanquiazul

Desde luego que la emergente intervención del Regidor, tuvo su origen en el “jalón de orejas” que les dio a varios el coordinador de Comunicación Social del Municipio, Ignacio Dávila Mora, con las consecuencias padecidas por Alfredo Chávez.

Hay que decir que varias administraciones municipales han intentado cobrar el Predial a los millonarios deudores como Pemex, Ferrocarriles Nacionales y a el Aeropuerto y para ser sinceros han fracasado en el intento.

Pemex se escuda de que son terrenos e instalaciones federales y antes Ferromex hacía lo mismo, aunque ahora se ha privatizados y en el caso del aeropuerto, aunque el terreno y las instalaciones eran federales ahora están concesionadas, lo que hace muy complejo, el tema del cobro del Predial, que no sólo anhela el Municipio, sino todos los capitalinos.

Tal vez lo mejor de la iniciativa del regidor priísta, fue no sólo buscar recuperar el millonario adeudo, sino que le van a entrar todos los coordinadores de las fracciones edilicias, sin importar colores, lo que ya es un avance, ante una labor que será realmente titánica.

LA DIPUTADA más corralista, más menos panista, Blanca Gámez Gutiérrez, inició el desmantelamiento del Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública, (ICHITAIP).

Propuso al Congreso local una iniciativa de reforma a la Ley de Transparencia, para que, en el órgano garante y supuestamente autónomo, reduzca a tres de cinco, el número de comisionados.

De paso estaría evitando la convocatoria del próximo mes para seleccionar a dos comisionados, ante el cumplimiento del período de las comisionadas priístas Alma Rosa Armendáriz Sigala y María Nacy Martínez Cuevas.

La Praxis

LA PROPUESTA de la legisladora, quien siempre ha considerado inoperante al Ichitaip, desde luego sigue una instrucción que viene desde Palacio de Gobierno, en donde pese a que el Comisionado Presidente, Ernesto Alejandro de la Rocha, cuida en exceso las formas y relación con el Ejecutivo, no da la estatura que le exigen.

Hay que agregar que el comisionado Rodolfo Leyva Martínez, ha encarado al gobernador Javier Corral Jurado, y le pide que mejor lo asesine, ante el despojo de que fue objeto de la presidencia, esa que tiene de la Rocha, quien ya perdió la confianza hasta de la Coparmex, su sindicato de origen inacción y actitud servil ante los poderes estatales.

Quitarle dos comisionados y sus dos secretarias, suponen u ahorro anual de unos tres millones de pesos al año, cosa que no suena mal, aunque se va a perder calidad en el debate en la resolución de los Recursos de Revisión y tal vez el en tiempo respuesta.

Bajo ese argumento los argumentos de Blanquita pueden ser adecuados y le rinde buenas a Palacio de Gobierno, quien por cierto pago casi cinco millones a la agrupación musical, Los Angeles Azules por una actuación de dos horas. Lo que nos lleva pensar que no se trata un tema de ahorro o austeridad.

En el fondo la legisladora y su jefe van por la aniquilación el que seguramente va a ser despojado hasta del edificio. Va a terminar como un departamento de Transparencia, bajo la jurisdicción de la Función Pública, en el mejor de los casos.

Lo que no se vale por ser contrario a la democracia, es que los tres comisionados panistas que quedarán, Blanquita le regala la reelección por siete años más.

Eso quiere decir, que les regala, para darle salida opaca y oscura al gobierno de Javier Corral Jurado.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

Valora este artículo
(0 votos)

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos