Columna Hipótesis: Quiebra en Pensiones, Hacienda, Uach y Jcas, deben 3 mmdp

03 Oct 2019
42 veces

LA QUIEBRA de Pensiones Civiles del Estado es, desde hace muchos años un secreto a voces, digamos que desde la administración de Patricio Martínez García, (1998-2004) se suspendieron nuevos ingresos.

Pensiones Civiles en aquellos años, era un instituto que prestaba los servicios médicos a la burocracia estatal a los maestros de la sección 42 y a la Universidad Autónoma de Chihuahua, aunque un catedrático, por ejemplo, con que tuviera asignada una o dos horas de clases a la semana tenía pase directo al servicio.

Pero además fondeaba las pensiones, jubilaciones, vivienda y hasta préstamos en efectivo para los derechohabientes, por lo que se consideraba una gran institución y de gran calidad.

Se creó entonces el Instituto Chihuahuense de la Salud, para prestar el servicio médico, por el propio estado, pero sin las otras prestaciones que se suponen fueron el origen de la quiebra técnica de la institución.

En el sexenio de César Duarte Jáquez, con Marcelo González Tachiquín, se realizó la reforma del siglo, que fue expuesta en varios foros nacionales e internacionales como la gran solución a la quiebra de la institución.

La reforma, que en realidad sólo fue recaudatoria, pues se obligó a incorporase al sistema Pensiones a servidores públicos de institutos autónomos y descentralizados.

A ellos se les impuso un seis por ciento de su salario para el fondo de retiro y otros seis para jubilación, con posibilidades de crédito en dos años -a partir de la incorporación- y servicio médico años, lo que ya sabemos nada ocurrió, pero aún sí continúan haciendo las aportaciones.

En esos tiempos de González Tachiquín se construyó el estacionamiento ecológico y luego el fraccionamiento para trabajadores del Gobierno del Estado, que a la fecha sigue siendo un fracaso, pues no se pueden comercializar porque el crédito que otorgó un banco mantiene demandada a la institución y el dinero pues ya se imaginarán a las cuentas de quien fue a parar.

Ayer el director de Pensiones Civiles del Estado, Alberto José Herrera, reconoció que la institución tiene graves problemas económicos, una quiebra técnica, en donde tan sólo tres instituciones, o sea, la Secretaria de Hacienda (el patrón) tiene un adeudo de mil 293 millones de pesos, sin aclarar si la deuda del Ichisal, está integrada o es aparte.

La Universidad Autónoma de Chihuahua, con una deuda de mil 100 millones de pesos, mas 700 millones de la Junta Central de Agua y Saneamiento.

Esta cantidad que superan los tres mil millones de pesos, más otras dependencias, ponen en parálisis a Pensiones Civiles, más el desvío millonario que utilizó del fondo para la construcción del fraccionamiento.

Lo raro o grave del caso es que los trabajadores de estas instituciones y otras se les descuenta vía nómina cada quincena su aportación a Pensiones, pero el recurso no llega a Pensiones, lo que configura un delito por el desvío.

Lo peor o la pregunta es en todo caso, por qué no se denuncia ante la instancia correspondiente para que se actúe conforme a derecho se castigue a los responsables.

POR cierto que el director de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento, Roberto El Pony , Lara, ordenó o le ordenaron, suspenderles los servicios de agua potable y drenaje, a los edificio sede de Comité Directivo Estatal del PRI y del Comité Municipal, por un adeudo que suman 438 mil pesos.

Desde luego que llama la atención que el corte y suspensión, viene un día después de que se exhibe por parte del PRI, en adeudo millonario por parte del diputado y presidente del CDE del PRI, Omar Bazán Flores y que luego fue confirmado por el Director de Pensiones.

La versión oficial señala que el adeudo del PRI existe y que fueron notificados, pero se dan en este contexto y no hay que olvidar que en política no hay causalidades.

La Praxis

Pese a que la desaparición de jovencitas está en aumento, sobre todo las que acaban en tragedia, hay que decir, que por fortuna el caso de Valeria Muñoz Ávila de 26 años de edad, se trató de un problema familiar. Los propios familiares señalaron que había sido secuestrada.

La historia es larga, pero en síntesis la jovencita, simuló estar estudiando en el Tecnológico Dos de Chihuahua, y las cuotas de inscripción semestrales y otros gastos que requieren su supuesta carrera, los destinaba a otras actividades, hasta acumular un gasto o deuda por 80 mil pesos.

El problema o crisis para la jovencita llegó al momento de la graduación, programada para la próxima semana y como no será parte de ella decidió huir a Yucatán, en donde fue localizada en un hospital a donde ella misma acudió por depresión.

En síntesis, fingió un secuestro por una deuda de 80 mil pesos y para evitar un regaño de sus padres. Eligió Yucatán por tener unos amigos, quienes prefirieron no entrarle al teatro.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

Valora este artículo
(0 votos)

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos