El gran maestro del arbitraje, Federico "Chino" Alvarado

Uno de los árbitros más reconocidos actualmente es el Sr. José Federico Alvarado Grijalva, nacido el 2 de marzo de 1942 en la colonia Ávalos de la ciudad de Chihuahua, gran parte de su vida, la ha dedicado a ser juez principal del futbol local.

Con 47 años como árbitro activo, Federico “El Chino” Alvarado inició como jugador en la liga infantil del balompié local; en el año 1958 se integró a la 1ª fuerza de la Liga Municipal su estancia fue de aproximadamente 18 años; posteriormente  en la década de los 70´s recibió la invitación para desempeñarse como árbitro.

El “Chino” cuenta que como jugador y árbitro ha disfrutado mucho su vida en el futbol, pero  el arbitraje le ha ayudado económicamente, pues le pagan por pitar los partidos.

Como futbolista, fue defensa central y lo que más  disfrutaba era  cuando se sumaba al ataque para meter goles.

Campeón con Ávalos, “Chino” portó la camiseta de  la Compañía Asarco y Correos, recordando con cariño a sus compañeros jugadores como: “Pato Quintana”, “Botas” Contreras, “Chiquis” Estrada, “Polo” Pérez (QEPD) .- de los mejores porteros de chihuahua-, “Chava” Molina (QEPD), “Quico” Salgado (QEPD).

En esos años (sin mencionar la fecha exacta) comenta Federico,  se fundó la Liga Chihuahua con  Vicente Moreno como presidente. Los equipos a vencer eran: El Seminario, 52º  Batallón, Santo Niño, Auto Cristales y Asarco.

“Chino” está felizmente casado con Yolanda Medrano Saldívar;  procrearon  a  2 hombres y 4 mujeres, 19 nietos y 12 bisnietos; de sus hijos el mayor Federico Alvarado Jr. Jugó 27 años en las posiciones de portero y delantero; luego Francisco Saúl jugó  la media cancha aunque  su trabajo no le permitió tener continuidad en este deporte y tomó la decisión de retirarse, pero también mencionó a su hija Gloria ya que alineó como portera en un equipo  femenil.

Como árbitro, comenta que pitó muchas finales,  por ello, le otorgaron reconocimientos como mejor silbante, lamentablemente al no estar  afiliados a la Federación Mexicana de Fútbol nunca fue llamado a las ligas profesionales.

Las finales que más disfrutó pitar en lo largo de su carrera, fueron la de Miranda vs Discoteque Morelos, Miranda vs Ávalos entre muchas más, aunque era muy difícil, porque siempre quedaba mal con uno de los equipos ya que no les gustaba perder.

Federico Alvarado trabajó en la Fundidora Ávalos más de 18 años y comenta en tono de broma que salió emplomado por laborar ahí, entonces se decidió a ser árbitro pues la pensión que recibe es solo para lo necesario. Como silbante logra un ingreso extra, de ahí tiene que pagar sus uniformes los cuales  tiene un costo de hasta 1500 pesos cada uno.

“Chino” tiene  en su salón de la fama  trofeos que ha logrado como árbitro y del equipo de sus amores que  forma parte de la 1ª fuerza de nombre “Chino” Alvarado incluyendo el de campeón en el año 2013 aclarando que no formó parte del arbitraje de esa final.

Pero fuera de la cancha lo que disfruta más el “Chino” Alvarado sin duda son las reuniones en familia como las famosas discadas por ejemplo, la celebración del Día del Padre, y alegrarse del amor que le deja la familia al estar cerca de él.

“Deseo que los equipos que vayan a jugar disfruten del partido pero con disciplina y no vayan a golpear al árbitro porque aunque piten bien o mal siempre salen inconformes” finalizó

Valora este artículo
(1 Voto)

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos