La forma de caminar habla de tu salud

16 May 2016
184 veces

Especialistas del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) señalan que la evaluación de los movimientos de una persona proporciona datos valiosos sobre su estado de salud, principalmente sobre el desempeño de su sistema musculoesquelético.

En el Laboratorio de Análisis de Movimiento del INR se evalúa el movimiento de pacientes incluidos en proyectos de investigación, con el propósito es identificar patrones de movimiento anormales.

El llamado análisis de movimiento es una herramienta que permite obtener información de cómo se ejecuta una actividad motora, lo que es útil para el seguimiento del tratamiento ortopédico o de rehabilitación. Permite desarrollar herramientas de entrenamiento de alguna actividad motriz o cinética y corregir gestos motores deportivos, dijo Ivett Quiñones Urióstegui, responsable del LAM-INR.

La información derivada del análisis de movimiento es valiosa para mejorar la calidad de vida de pacientes con alguna limitación motora o neurológica y en el caso de un atleta mejorar las estrategias de entrenamiento.

El LAM-INR tiene diversos instrumentos útiles para atender a los pacientes, entre ellos un tapete instrumentado para analizar la marcha, dos plataformas de fuerzas, celdas de carga que miden la fuerza, un sistema de fotogrametría basado en cámaras, sensores inerciales para medir la aceleración y posición en el espacio, electromiografía que posibilita el escrutinio de la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos, además de diversos ergómetros, como caminadoras, para medir ciclos de movimiento.

En cada proyecto de investigación que se desarrolla en el LAM-INR se generan modelos biomecánicos, programas informáticos, bases de datos y a veces hardware (máquinas o componentes físicos),  circuitos electrónicos que permiten leer señales de sensores a fin de proporcionar variables temporales, espaciales, de fuerza, entre otros. Todo con el fin de medir con precisión la movilidad de las personas, identificar el control neuromuscular anormal, desórdenes musculares y prevenir lesiones.

La unidad especializada estudia patrones de movimiento que identifiquen una condición de discapacidad y permite seleccionar estrategias de tratamiento de forma temprana.

Ayuda principalmente a personas con alguna lesión medular, personas que tuvieron que ser amputadas, con secuelas por un evento cerebrovascular, pacientes con enfermedad de Parkinson o aquellos que utilizan sillas de ruedas para saber cuál es la mejor para ellos y así evitar lesiones secundarias en hombros, codos, muñecas y columna vertebral.

Valora este artículo
(0 votos)

Redacción de Codigo Tres

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos