Científicos del IPN crean mascarilla para reducir contagios por Covid

CDMX. - Un equipo de investigadores de distintas instituciones coordinado por Gustavo Acosta Altamirano, científico de la Escuela Superior de Medicina (ESM) del Instituto Politécnico Nacional, presentó creó la primera mascarilla nasal, con la intención de reducir contagios de COVID-19, especialmente provocados por las nuevas variantes.

Se trata de la Mask Eating, una mascarilla que cubre únicamente las fosas nasales e impide el paso de los aerosoles, las partículas más pequeñas que pueden contener al virus y provocar una infección.

Los creadores de esta mascarilla explicaron que de ninguna manera se trata de un accesorio que pretenda sustituir al cubrebocas, sino de una manera de reforzar las medidas para evitar contagios, especialmente cuando se realizan actividades cotidianas como comer o acudir al dentista, que requieren retirar los cubrebocas comunes.

¿Cómo funciona la Mask Eating?

La puerta de entrada del nuevo coronavirus al organismo son los receptores celulares ACE2, una proteína enzimática presente en la mayor parte del organismo. Estos receptores están presentes en mayor número en la membrana que recubre la nariz y la boca, y en menor cantidad en los ojos y el resto del tracto respiratorio.

De ahí que los contagios de COVID-19 ocurran cuando las gotículas respiratorias con partículas del virus expulsadas al hablar, estornudar o toser alcanzan la nariz, boca o los ojos de alguien sano.

No obstante, sabemos que la mayoría de nuevos contagios de COVID-19 inician en la nariz, una vez que se inhalan las gotículas o bien, partículas de menor tamaño responsables de la transmisión aérea del virus. La probabilidad de que el SARS-CoV-2 ingrese al organismo a través de la membrana que recubre a la nariz es mucho mayor a que ocurre a través de la boca o los ojos.

Por lo tanto, esta mascarilla nasal puede resultar auxiliar para reducir el riesgo de infección, únicamente en las actividades que exigen quitarse el cubrebocas común.

La mascarilla nasal ya fue registrada ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y los investigadores han mantenido conversaciones con una empresa para iniciar su fabricación.

Con información de Muy Interesante

Valora este artículo
(0 votos)

Redacción de Codigo Tres

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos