Columna Hipótesis: Cruz, así del precipicio

12 Ene 2021
64 veces

PARA creerse o descartarse, el caso del senador por Morena, Cruz Pérez Cuéllar, ahora analiza y se encuentra en la disyuntiva de salir de Morena, permanecer o emigrar a otro partido.

Ya sabemos que la estabilidad ideológica no es lo de él, por lo menos la partidista, así lo acepta, aunque antepone como argumento su dignidad, para ir de un partido a otro; se percibe como si fuera maltratado o perseguido en algunas de las instituciones políticas en la que ha militado, incluyendo a Morena.

Pérez Cuéllar para en caso actual, descalifica el procedimiento al que le llama opaca y cuchareada y la famosa encuesta, que llevó a Juan Carlos Loera de la Rosa a la candidatura para el Gobierno del Estado, cuando es conocido por todos que el senador estaba arriba en cualquier encuesta, es decir, las suyas y las ajenas.

Sabe y acepta que la designación de Loera fue directa y que las encuestas en donde se tomó la decisión, fueron un circo para validar la candidatura del ex súper delegado de Bienestar.

Se supone que Pérez Cuéllar va a llevar su impugnación hasta donde tope, por ahora; porque también conoce que el Tribunal Estatal se va a enjuagar las manos y que en lo Federal, ahora tiene el fierro de la CuartaT;  El recurso interpuesto no le garantiza que él sea el candidato.

En estos escenarios el senador por Morena, que no morenista, tiene el claro que si no es por Morena, analizará ser el candidato del Partido Verde y el Partido Encuentro Social, lo que se antoja muy complicado, pero en política no es imposible.

Ambos partidos ya le hicieron la propuesta oficial, aunque en el fondo ya se sabe que los nonos partidos buscan sólo alcanzar el tres por ciento de la votación para que el dinerito de las prerrogativas siga cayendo a sus arcas.

Pero también el Senador acepta que si no tiene la candidatura (a la gubernatura), seguirá en la senaduría, disque para ayudarle al presidente en su CuartaT, aunque también hay que entender que Pérez Cuéllar, necesita el fuero, porque si lo pierde el gobernador, Javier Corral Jurado y su fiscal Peniche, irían personalmente para encarcelado.

Las cosas no están bien para el senador, de alguna manera está acorralado, primero por el sistema federal y la otra por el estatal, salvó que la impugnación  contra Morena ahora sí que beneficie al empresario Rafael Espino de la Peña, considerado el mejor aspirante de los ocho; aunque  Cruz seguiría acorralado.

BUENO finalmente los tiempos de la política son muy determinantes pero también fatales, este día el dirigente estatal del PRI, Omar Bazán Flores, deja la presidencia, como lo anticipamos y digamos que la cortita visión y casi bajo las acusaciones políticas de secuestro del partido, un turbio manejo de los recursos y ojo la desaparición d 20 millones de pesos o más.

Muy complicado el panorama por la que la salida de Bazán, quien desdeñó a todos, incluyendo a los gobernadores no presos, senadores y ex dirigentes del propio partido, por sólo citar a alguno.

El 20 de este PRI el PRI ya tendrá una definición en cuanto a su candidatura a la gubernatura del Estado; en donde ahora sea o no sea, se ha impuesto de manera de manera contundente, es decir, orden al desorden.

Desde luego se nota el orden y por lo pronto lo desde dentro se nos informa es que mañana miércoles llega el ex dirigente del PRI, el diputado federal y ex candidato a la alcaldía de la capital, Alejandro Domínguez Domínguez a asumir la Secretaria de Organizaciones del CDE priísta.

En la estructura interna priísta, la Secretaría de Organización significa, la suplencia del presidente para nuestro caso y la secretaria general, en este caso Georgina Zapata, se va junto con el presidente, por lealtad más por tradición o política. Así son los juegos de la política, interpretados por la grilla cotidiana.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx 

 
Valora este artículo
(0 votos)

Redacción de Codigo Tres

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos