Columna Hipótesis: Sistema crucifica a productores

15 Oct 2020
48 veces

DE POCO o nada sirvió la reciente reunión con la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero, con los productores agrícolas encabezados por Salvador Alcántara, a quien le echaron bolita y literalmente salió regañado.

Mientras que Don Chava explicaba hasta con peritas y manzanas que Chihuahua no tiene agua y que ya entregó lo que le corresponde para el Tratado  internacional del agua; la señora secretaria no se salió de su única y repetida pregunta de: ¿Cómo le van a hacer para pagar el agua”?

Narrado por el líder de la Asociación de Productores, aquello parecía más que un interrogatorio militar a una reunión para el diálogo y acuerdos, en busca de una solución al prolongado conflicto en dónde Chihuahua ya aportó el agua y le arrancaron una vida.

La secretaria Sánchez Cordero, dice ahora que el agua no es de los productores agrícolas, que es de todos los mexicanos, (como si ellos no lo fueran), pero asegura también el agua no es para el tratado sino para darle agua a los municipios fronterizos de Nuevo León, sólo Dios sabe cuáles, a saber sólo tiene uno y el agua le sobra y los de Tamaulipas.

Nadie se explica el aferramiento federal por quitarle la poca de agua que aún queda en las presas de Chihuahua.

Se trata de un real perjuicio al Estado, a sus habitantes, por lo que representa la economía mayúscula de la entidad, y no de las politiquerías del presidente López Obrador y las confrontaciones con el gobernador del Estado, Javier Corral Jurado.

Tan inexplicable es que ahora corre la versión de que Olga Sánchez Cordero, tiene excesivo interés en el agua, por sus plantaciones de cítricos en Nuevo León, no hay que olvidar que le regalaron 14 concesiones del vital líquido en zona vedada y sobreexplotada, el pasado 09  de noviembre de 2018, a días de tomar posesión. Claro que  Eso no es corrupción en la CuartaT,  seguramente es una contribución o aportación a la causa morenista.

LO QUE queda claro para los productores agrícolas, es que la gestión del dirigente del PRI, Omar Bazán Flores, que consiguió la cita a través de diputado federal, Rubén Moreira, es que, sin negar la buena fe, fue o por lo menos se percibió como si los hubieran puesto, así dicen en el argot del “sicariato”.

Nos dicen que en la reunión en donde estuvieron directores, subdirectores de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de Gobernación, de Conagua, de Presidencia de la República, sólo faltaron los de Defensa Nacional y Seguridad Pública, para obligarlos a firmar o a decir, cómo iban a pagar los 100 millones de metros cúbicos de agua, cuando de entrada no se trata de una deuda.

Es más, temieron o tuvieron miedo, o lo que es lo mismo, cuando llegaron las aguas minerales, que a parte de beberlas, ya saben para que se usan cuando en destino son las fosas nasales, en el pasado y el presente.

Dicen que la directora de la Comisión Nacional del Agua, Blanca Jiménez, durante toda la reunión de casi dos horas, se mantuvo sonriente, claro en postura de burla. Vio a la representación de los agricultores, como chiquitos y orejones, en fin así es poder para joder.

POR Cierto que este día a las 12:00 horas el gobernador Corral se reúne con productores agrícolas de la región centro sur, para analizar los nulos avances en el conflicto del agua y lo más delicado, la impunidad que prevalece en el caso del asesinato de la Yéssica Silva, por parte de la Guardia Nacional.

Qué van a revisar y que nuevas u otras estrategias va a desarrollar, pues no se ve por dónde, la cerrazón del centro es total y lo más delicado es que, de acuerdo con lo dicho por Sánchez Córdero, si o sí, quieren 100 millones más de metros cúbicos del agua de la Presa La Boquilla.

La tensión prevalece en la zona mencionada; es muy probable que mientras estén la capital con Corral, la Guardia Nacional asalte la presa, aunque la táctica más exitosa es agarrar al enemigo en sueño profundo, y que consté enemigo es una consideración castrense y no de este espacio.

Los agrupados en la Asociación de de Productores Agrícolas, temen que un desalojo o intento de, pueda provocar un enfrentamiento radicalizado que pueda cobrar vidas de ambos lados. Esperamos que ella sangre no llegue al río.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx 

Valora este artículo
(0 votos)

Redacción de Codigo Tres

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos