Columna Hipótesis: Nepotismo descarado en Chihuahua

08 Oct 2019
34 veces

AYER de nueva cuenta al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le cuestionaron los casos de nepotismo que se presentan en el estado de Chihuahua, sobre todo en la Delegación de la Secretaría del Bienestar que preside el súper delegado, Juan Carlos Loera de la Rosa y decíamos ayer, otras delegaciones como la Profeco, con la llegada de Héctor Aguilera Brenes.

Amlo muy a su estilo dijo desconocer el caso, cuando hace unos meses el periodista chihuahuense, Felipe Fierro Alvídrez, en una de las mañaneras, le cuestionó esta irregularidad y el presidente respondió, “si es cierto lo que usted dice se van”, pero nada sucedió y probablemente nada sucederá.

Ayer aseguró que no estaba enterado, cosa que es falso, pues además del cuestionamiento periodístico, hay una denuncia ante la Secretaría de la Función Pública desde mayo y también en Morena, por si se ofrece.

Por si fuera poco, el tema del nepotismo está también presente en la Presidencia Municipal de Cuauhtémoc, Carlos Tena Nevárez, en donde hay por lo menos cuatro parientes en primera y segunda línea consanguínea, lo que también tiene en su escritorio en la Presidencia de la República, pero tampoco habrá actuación, hay que recordar que estamos en Cuarta Transformación, en donde todos somos puros y santos.

LA TRADICIONAL colonia Santo Niño, amaneció ayer literalmente blindada por decenas de policías estatales lo que provocó alegría en los vecinos, por lo menos para quienes madrugaron.

Pensaron que el gobernador Javier Corral Jurado, le había enviado vigilancia tras darse cuenta el abandono de la colonia, cuando pasó trotando por calles de ese barrio, en su carrera por La Liberación en su cuarta edición.

Pero no la ilusión fue efímera y pasajera, pronto se dieron cuenta de que se trataba de una respuesta a la manifestación de los vecinos, a las rechiflas y protestas por el agandalle oficial de las instalaciones del parque de esta colonia.

Dicen los vecinos que Corral es intolerante, prepotente y tienen razón, los polís enviados fueron en respuesta al atrevimiento para pedir que los escuchara, cosa que ya sabemos si no le ordena el propio presidente Andrés Manuel López Obrador, como sucedió con el caso de las normalistas.

Así se construye el corralato en ese discurso de apertura y democracia, pero que es sólo retórica, osease, de dientes para afuera. No hay que olvidar que lo mismo le ocurrió a Duarte al concluir su tercer año de ejercicio del poder.

A quien ya se la cantaron los vecinos, por cierto, es al diputado federal ponista Miguel Riggs Baeza, quien evitó e intentó bajar la manifestación de los vecinos. Rigss corrió a un lado del Gobernador.

Al diputado federal, lo retaron a regresar a la colonia en campaña, si es que su amigo Corral lo lanza como candidato a la Alcaldía. Los vecinos saben lo que advierten, el diputado corralista, por lo observado, se las gasta igual que padrino y protector.

La Praxis:

PARA seguir en los mismos temas de soberbia, prepotencia y hasta abuso de poder, ayer el tenista y periodista, Javier Valero Flores, confirmó que fue víctima del desalojo ordenado por Gobernador cuando practicaba este deporte.

Resulta que Valero y cuatro tenistas fueron desalojados por el gobernador Corral, a través de sus guarros. Les pidieron retirarse de la cancha porque iba a jugador el gobernador.

Vaya cosas. Los tenistas llegaron a las siete de la mañana y como las cuatro canchas de tenis de la Deportiva estaban anegadas, se dieron a la tarea de “secar” una de ellas para practicar el deporte.

A las 7:40 llegó el equipo de seguridad del Gobernador, para pedirles que desalojaran la cancha (precisamente la que secaron) porque estaba por llegar el Gobernador.

Se molestaron, manotearon y casi lanzan las raquetas, pero apechugaron, sobre todo sabiendo que el Capi Escamilla, jefe de seguridad del gobernardor, no entiende razones, y menos cuando tiene a media docena guardaespaldas atrás de él, con chalecos antibalas y pistolas por todos lados.

Los ciudadanos chihuahuenses, abortaron el juego, para ceder el lugar al ciudadano Gobernador.

A cómo andan las cosas, es mejor que la Deportiva, sea de uso exclusivo del Gobernador y sus amigos, como si no fuera suficiente los campos de Golf en cualquier club exclusivo, en donde también se desaloja a jugadores, para que el señor se aviente una cascarita.

Comunicación Social del Gobierno el Estado, dio la respuesta llena de creatividad, tipo López Obrador: “El señor Gobernador, tenía apartada la cancha”. Les faltó decir en dónde y con quién, para apartarla el próximo fin de semana, claro, sin guaruras.

Columna Hipótesis de www.acento.com.mx

Valora este artículo
(0 votos)

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos