Asesinato de jefe policiaco mancha informe

27 Feb 2019
262 veces

OTRA CRESTA violenta se registró en la ciudad de Chihuahua el martes, con cuatro muertes violentas, incluyendo a una mujer.

Desde luego que destaca el asesinato del director de policía del vecino municipio de Cuauhtémoc, Efrén Peñaflores Rodríguez y su escolta, cuando por la tarde ingresaron a la mancha urbana de la capital.

Lo hemos dicho siempre, que privar de la vida a una persona siempre será un acto cobarde y reprobable, y en el caso de jefe policiaco se suman otros elementos como el político, lo que complejiza más la gravedad del suceso.

Dicen la parte oficiosa que se trata de atentado perpetrado por un grupo del crimen organizado y a estas alturas ya nadie sorprende, lo en todo caso debería sorprender, es que se actúe con tanta facilidad, a plena luz de día y la impunidad se lleve la victoria, pese a que la capital está blindada con más de 500 cámaras de video, con arcos de entrada y salida a la ciudad, tres drones, y un helicóptero, lo que a los chihuahuenses les cuestas varios cientos de millones, para nada.

Desde luego y seguramente este hecho de sangre no es un reflejo, es de dominio público, que la relación entre el Municipio de Cuauhtémoc y mandones de palaciego, no solamente está tensionada, sino tras el asesinato su estatus el de rompimiento.

Mientras el gobernador, Javier Corral Jurado, lamenta en su red social el suceso, de hecho todos lo lamentamos, el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche, anuncia un mega-operativo en conjunto con el municipio de Chihuahua, el de General Trías y desde luego Cuauhtémoc para ubicar, detener y procesar a los asesinos, el alcalde Carlos Tena, le pide a gritos al presidente Andrés Manuel López Obrador, que ya opere la Guardia Nacional en el municipio, por que ya no quiere ver ni en fotos a los agentes estatales, de Aparicio o Corral, lo que es lo mismo.

::::::

El PRI condenó los hechos y el PAN envió solidaridad y condolencias, pero Morena, responsabilizó a través de Martín Chaparro, al gobernador por la muerte del funcionario, pero también por adelantado, advirtió de la posibilidad de que se pueda presentar un crimen de carácter político, lo que también responsabilizó al gobernador, puesto que es tan grave como delicado.

Este despreciable crimen, se presenta a 48 horas de que el gobernador rinda su tercer informe de gobierno en la ciudad de Chihuahua, y a 72 horas de que realice lo mismo en el Municipio de Cuauhtémoc, en las instalaciones del Tecnológico Chihuahua, en el campus de aquella región.

Por lo pronto el alcalde Tena, ya dio a conocer que no va asistir, es más, que ni siquiera va a mandar representante, lo que trae de nuevo a flote la evidente fractura entre municipio y gobierno. 

Lo delicado, hay que insistir es que la relación encontrada se ha agudizado con temas colaterales, tan graves que ya han cobrado dos vidas.

Lo mejor está por venir, dicen en la grilla política, es la visita programada para el sábado (dos de marzo), cuando el presidente de la república, Andrés López Obrador, esté en Chihuahua, el gobernador Corral y el alcalde de Cuauhtémoc en Chihuahua. 

Tena el agraviado alcalde, ya tiene cita en privado con el presidente de la república y júrelo que no van a hablar de las mascotas del gobernador.

Menos cuando Corral acaba de anunciar un intento de “golpe de estado” fallido, en donde la mitad de su ejército de elite literalmente se rajó. 

Valora este artículo
(0 votos)

 

Diario digital informativo, noticias locales, nacionales e internacionales.

 

Galería de Fotos